Lago del fuerte

Lago del fuerte

Un espacio ideal para la práctica de actividades saludables al aire libre, como por ejemplo: caminatas, footing en la senda aeróbica, bicicleteadas, actividades náuticas. En el centro de este Lago se podrá apreciar el Geiser o surgente artificial


El lago se constituye, también, en un paraíso para los que se acercan a probar suerte con los pejerreyes.
Comenzando el recorrido encontramos Villa Onena, antigua casona, erigida a principios del siglo XX y que formara parte de la curtiembre Villa Onena, fundada en 1942. En la actualidad ha sido restaurada y funciona un centro recreativo y de información turística, además se puede apreciar un espacio verde que cuenta con mobiliario urbano, canteros y parquización, iluminación y una fuente ornamental.


Continuando localizamos el Parque de la Industria y el Comercio a fines de 1848, y tras un viaje desde Buenos Aires llega a los pagos del Tandil el pionero danés Juan Fugl, quien al contrario de los usos ganaderos, decide dedicarse a la siembra y cultivo del trigo. Pronto decide convertir su cosecha en harina y en 1850 comienza a construir un molino que accionaría con energía hidráulica provista por el arroyo que cruza el poblado. El que sin duda, es el primer establecimiento industrial en Tandil comienza a perfilarse en este sitio y hoy se conserva un sector del edificio (la chimenea es un elemento posterior, fruto de la incorporación del vapor como elemento motriz, por un nuevo propietario).
En el predio también podrá visitar el Mercado Artesanal de Tandil donde se encontrará con una excelente oferta de artesanías y con una confitería para disfrutar un rico café. Continuo encontrará el Parque de Los Niños.
Manantial de Gardey era un lugar obligado para detenerse, descansar a la sombra de su arboleda y beber de sus aguas surgentes, naturalmente minerales, tenían, según los vecinos, propiedades terapéuticas. Como paseo, el lugar alcanzó su mayor esplendor hacia la década del 40. Se le construyó una glorieta; sobre un costado se estableció un puente y un espejo de agua para bañarse y, a escasos metros, se destinó un amplio espacio techado, donde se organizaban tertulias.


En la actualidad a sido revalorizado, rescatando así un patrimonio histórico para nuestra ciudad.
En sus proximidades encontramos el Paseo Mapuche, ubicado sobre el arroyo del Polideportivo Municipal, el paseo comprende una construcción de madera que cuenta con un portal en el acceso principal y un recorrido que termina en una glorieta que vincula, a través de un puente, el otro borde del arroyo. Poco antes de del portal se erige una gran piedra tallada que reproduce los cuatro cuadrantes que hacen alusión a los lugares de la luz, el sonido, el universo y el viento y se instaló también una leyenda explicativa sobre la llegada de lo Mapuches a Tandil, con un croquis de referencia.


En el extremo sur, el «Balneario del Sol» complejo de piletas con capacidad para 7.000 bañistas, terrazas de soleo, playas de estacionamiento, juegos infantiles, confitería, parrillas, acompañado con un parador gastronómico.
Continuando encontramos la entrada de Villa del Lago, siguiendo el camino serpenteante ascendemos hasta el Monumento de Don Quijote y Sancho Panza, inaugurado el 06 de Abril del 2008, por iniciativa de la colectividad española residente en nuestra ciudad, y con la idea de renovar así el vínculo fraternal que nos une en nuestra lengua y recrear, fiel a su estilo, estos inolvidables personajes creados hace más de 400 años por el universalmente conocido Miguel de Cervantes Saavedra, las esculturas fueron realizadas por los artistas locales Alberto Vinsennau, Ernesto Santiago y Gustavo Andersen.


El Quijote tiene una altura de 4.6 mts mientras que Sancho Panza mide 3.5 mts de alto, ambas esculturas fueron realizadas en hierro.
Finalizando el recorrido encontramos la escultura El Fundidor quien representa la tarea de colar metal fundido en la caja mollada, una de las poses características de la actividad de la familia metalúrgica.
La figura posee una altura de 4,10 metros y pesa unos 5500 kilos, el material utilizado para su elaboración es fundición gris especial.
Es un homenaje a quienes desde su trabajo sentido contribuyeron al desarrollo de nuestra ciudad
Todos estos atractivos convierten a la zona Lago del Fuerte en uno de los puntos más visitados y de atracción para turistas y tandilenses.

Abrir chat